Estamos en plena temporada de pulgas y garrapatas

Junto con el aumento de la temperatura, perros y gatos comienzan a sufrir el asedio de pulgas y garrapatas. Estas últimas, además de succionar sangre pueden transmitir a perros y al hombre una enfermedad llamada Ehrlichiosis, causante de trastornos de coagulación en los perros. Esta enfermedad también afecta al hombre, en donde puede provocar  fuertes dolores de cabeza, fiebre, dolor muscular y de articulaciones, además de trastornos de coagulación.
Las garrapatas y pulgas además provocan anemia, fiebre, decaimiento, pérdida de peso y apatía en las mascotas.

Un buen tratamiento debe ser efectivo contra los parásitos en su mascota y los que están en el ambiente, y a su vez, inocuo para usted y su perro.

Pulgas y garrapatas se alimentan de la sangre del perro y no están presentes siempre sobre el perro, el desarrollo larvario también puede ocurrir fuera del perro. Las pulgas pueden sobrevivir muchos meses sin alimentarse y entonces desarrollar un apetito voraz, el que manifiestan a través de su picada. Una pulga adulta puede poner de 20 a 30 huevos diarios, por otro lado, una garrapata hembra coloca entre 2.000 y 4.000 huevos, los que pueden permanecer biológicamente activos hasta por tres años en el medio ambiente.